Comunicado de la Semana de la persona sorda

La inclusión empieza por la comunicación

El goce de los derechos humanos empieza por la facilitación que se hace de parte del Estado para que toda su población pueda acceder a los mismos. En Guatemala, esto es deficiente, pese al compromiso adquirido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuya promesa central es "no dejar a nadie atrás".

Según la Federación Mundial de Sordos existen unos 72 millones de personas sordas en todo el mundo, que utilizan 300 tipos de lenguas de señas. En Guatemala, de acuerdo al Censo 2018, 361 mil 708 connacionales tienen discapacidad auditiva, cifra que representa el 3% de la población, cercano al 4% que estimó la Encuesta Nacional de Discapacidad (ENDIS) 2016.

Sin embargo, un alto porcentaje de instituciones públicas carece de intérpretes de lengua de señas que auxilien a que las personas sordas puedan acceder a servicios de salud, educación y justicia.
 
Guatemala está obligada a facilitar el aprendizaje de la lengua de señas y promover la identidad lingüística de la comunidad de personas sordas, al ser firmante de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, acuerdo que le da a este sistema de comunicación el mismo estatus que las lenguas habladas.

La importancia de la lengua de señas no solo reposa en la plena realización de los derechos humanos de las personas con una discapacidad auditiva, también conlleva la integración social y la protección de la identidad lingüística de cientos de guatemaltecos y guatemaltecas.

Como toda diversidad lingüística y cultural, el acceso a los servicios básicos, entre ellos la educación temprana en lengua de señas, es crucial para el desarrollo de las personas sordas.

En el marco de la Semana de las personas sordas, las organizaciones firmantes exigimos a las autoridades guatemaltecas cumplir con los compromisos adquiridos y garantizar el acceso a los derechos humanos para las personas con discapacidad auditiva, en lengua de señas.

¡Construir una Guatemala inclusiva es compromiso de todos y todas!

Firman: Colectivo Vida Independiente, Mujeres Transformando el Mundo y el Consejo consultivo del programa de acceso a la justicia para niñas, adolescentes y mujeres con discapacidad